Rocío Flores al desnudo

lucenpop


Desde que la docuserie de Rocío Carrasco irrumpiera en la pequeña pantalla Rocío Flores no descansa. La joven no ha vuelto a ser la misma, especialmente desde que su madre ha relatado ante millones de espectadores la supuesta brutal paliza que le propinó su hija. Noches sin dormir y un dolor irrefrenable la han llevado a pedirle públicamente que deje de hablar de ellos y tan solo tengan una charla en privado, una conversación que, por cierto, pocos creen que se produzca. Mientras los episodios siguen emitiéndose y ella continúa como protagonista de algunos de ellos, Rocío Flores trata de encontrar la paz. ¿Cómo? Pues con una relajante ducha que ella misma ha posteado en sus stories esta semana, imagen en la que aparece desnuda ante sus seguidores.


Muy sugerente y sin querer más detalles de cómo se encuentra, no es la primera vez que confirma que está destrozada. Tal y como ha publicado SEMANA, Rocío Flores está hundida y es que para ella no está siendo fácil en absoluto el tsunami que ha llegado a su vida. El despido de su padre y tener a cámaras continuamente a las puertas de su casa ha provocado que la joven se agobie, no obstante, está intentando encontrar el equilibrio poco a poco. Aunque en un principio ella no quería pronunciarse sobre su guerra familiar, últimamente ha ido dando titulares que explicarían cómo se encuentra después de todo. Ella mantiene que no todo lo que ha dicho su progenitora se ajusta a la realidad y, de hecho, hay quien asegura que muy pronto dará su versión en televisión. Según Gustavo González, Rocío Flores ya se ha sentado con la productora de ‘El programa de Ana Rosa’ para explicar cómo vivió ella la ruptura familiar, una entrevista en la que, por decisión propia, o bien no cobraría o bien donaría todo su caché.

La influencer no se quiere lucrar de su guerra materno filial y lo quiere dejar claro a través de gestos como este. En las últimas horas, este medio se ha percatado del último movimiento de Rocío Flores. A pesar de que ella no ha dado explicaciones al respecto, SEMANA ha podido comprobar que la joven de 25 años ha desempolvado imágenes de la época en la que todo se rompió con su madre. Aunque estas fotografías estaban enterradas, ella ha querido sacarlas a luz de nuevo, quizás para que la audiencia entienda cómo se encontraba ella por aquel entonces. Si bien hay quien confiaba en que algún día madre e hija pudieran acercar posturas, en las últimas horas el círculo de Rocío Flores asegura que ese acercamiento no se producirá. Están más lejos que nunca, algo que Rocío Carrasco no niega, ya que insiste en que no está preparada para hablar con su hija.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: