Cantantes,  Portada

Rigoberta Bandini desnuda su pecho (teta) y Chanel a Eurovision 2022

Rigoberta Bandini anuncia por sorpresa que se retira de la música: «Estoy hasta el coño, no puedo más»
La cantante ha anunciado en ‘La Resistencia’ que se retira después de su gira

Video thumbnail
El programa de ‘La Resistencia’ de ayer fue muy especial y no sólo porque estaba grabado en Ibiza. Durante el programa, la invitada de honor, Rigoberta Bandini, soltó un bombazo que dejó a todos los espectadores con la boca abierta.

La cantante no dudó en aprovechar su intervención en el programa que conduce David Broncano para anunciar que se retira de los escenarios: «Tengo que explicar una cosa importante. En otoño voy a hacer la gira y después me retiro un rato largo. Ya estoy hasta el coño de las cosas, no puedo más». Sin embargo, dejó claro a sus seguidores que mantiene las fechas que ya tenía confirmadas. «Serán unos conciertos muy especiales y acabaremos con eso», añadió la artista.

Rigoberta Bandini (32) durante una actuación
El sueño de Rigoberta Bandini
Rigoberta Bandini también fue preguntada por la canción titulada ‘Julio Iglesias’. La artista aclaró que el cantante no la conocía pero su ilusión es recibir aunque sea un email: «Yo quiero llegar a Julio, pero es que Julio está en República Dominicana en un búnker y no hay manera de llegar a él», señaló Rigoberta.

La cantante quiso mandarle un mensaje a Julio Iglesias para finalizar su intervención en el programa. «Julio, Julito, cariño. Hay una canción que compuse que tiene tu nombre. Espero que la puedas escuchar, que la disfrutes. Te queremos mucho, nos gustaría verte más el pelo y que sepas que yo ahora también soy una truhana y soy una señora. Te quiero», comentó.

Topless de Rigoberta Bandini: nuevo acto reivindicativo de la cantante en el festival Mallorca Live
Ya lo hizo en el Benidorm Fest y en un concierto posterior

Topless de Rigoberta Bandini: nuevo acto reivindicativo de la cantante…
La artista sigue sacando rédito a su canción ‘Ay Mamá’, presentada para el festival de Eurovisión en el Benidorm Fest, un tema que trata de acabar con el tabú de los pechos femeninos en la sociedad, un grito a la libertad para poder enseñarlos cuando se quiera.

Paula Ribó, más conocida como Rigoberta Bandini, tiene ya más de un millón de seguidores en Spotify y su canción supera los 27 millones de reproducciones. Se ha convertido en un himno que todo el mundo se sabe y así lo demostró en el Mallorca Live, donde puso a saltar a todo el mundo con uno de los actos que más llamaron la atención este fin de semana.

El topless de Rigoberta Bandini
La artista sorprendió al público del festival, celebrado en Calvià, cuando saltó al escenario y se despojó de su camisa al iniciar el estribillo de ‘Ay Mamá’. Todo el público enloqueció, muchos de ellos también se quitaron su camiseta y las chicas que la acompañaban en el escenario así lo hicieron.

No es la primera vez que lo hace, en el Benidorm Fest fue la primera vez que se le vio hacerlo, para repetirlo luego en otros conciertos. La cantante catalana aprovechó su momento en el Riojafórum de Logroño, cuando decidió bajarse, junto a su compañera, la camiseta, enseñar un pecho y seguir cantando y bailando.

Censura o decisión artística: Rigoberta Bandini y la polémica por no incluir “pechos reales” en el videoclip de ‘Ay mamá’
La ilustradora Nazareth Dos Santos denuncia “la ironía” de que el corte final del vídeo de la canción deje fuera los planos de sus senos y de otras seis activistas feministas. El director responde que fue “una elección personal”
Rigoberta Bandini, en un momento del videoclip ‘Ay mamá’.
Rigoberta Bandini, en un momento del videoclip ‘Ay mamá’.
Coincidiendo con la celebración del Día de la Madre, Paula Ribó, la artista conocida como Rigoberta Bandini, estrenó el domingo el videoclip de Ay mamá, dirigido por Salvador Sunyer. El vídeo, en el que Sunyer tuvo “carta blanca en términos artísticos” trata, en palabras del director, de “mirar a la mujer como una creadora en términos absolutos”. Con un viaje simbólico que abarca desde la prehistoria hasta el futuro, y bajo la coreografía de Ariadna Monfort, la catalana protagoniza un clip en el que se reflexiona sobre el ciclo de la vida. También aparece incrustada su cara en La Libertad guiando al pueblo —el cuadro de Delacroix que cita en la letra—, se muestran en pantalla pinturas de pezones y se destruye simbólicamente la censura de los pechos femeninos en las redes, como prueba un pezón interestelar que vuela en pedazos a una nave con la cara de Mark Zuckerberg que recuerda a las malignas aeronaves del ejército Imperial de Star Wars.

“Si eres capaz de hacer un 3D con la cara de Zuckerberg, ¿por qué no puedes hacer que te encajen unos pechos femeninos en el corte final?”. Quien habla al otro lado del teléfono es la ilustradora Nazareth Dos Santos. Junto a otras seis compañeras activistas feministas, Dos Santos fue contactada por la productora para aparecer en el videoclip y mostrar diferentes morfologías de pecho. Ayer denunció desde su cuenta de Twitter que, casualmente, su parte del metraje y el de sus compañeras ha quedado fuera del corte final de Ay mamá. “Cuando grabamos —juntas y por separado—, nuestros pezones ya estaban censurados de formas creativas para salvar esa parte: a mí me pusieron unas tetinas de un biberón, a otra compañera una bandera de astronauta como emulando una conquista, a otra un piercing… así que me parece poco más que irónico que justo hayan quedado fuera del corte final los únicos planos de pechos caídos o con cicatrices que podían aparecer en todo el videoclip”, apunta. Dos Santos hace referencia a que el único momento en el que aparecen “pechos reales” medianamente visibles lo hacen cubiertos con barro, cuando Bandini emerge en la prehistoria junto a unas bailarinas. “Al final parece que sí que dan miedo nuestras tetas, qué irónico, ¿verdad?”, añade la activista, en referencia a esa parte de la letra de la canción en la que Bandini canta a modo de grito feminista: “No sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas/ Sin ellas no habría humanidad ni habría belleza”.

Quiero contar mi experiencia y la de compañeras mías trabajando en el videoclip de Ay Mamá de Rigoberta Bandini. No lo hago para crear hate hacia ella. Pero me parece importante exponer que a veces las cosas no están cambiando tanto como nos hacen ver. Abro hilo

— Nazareth Dos Santos🌈🎨 (@femi_naza) May 1, 2022
Rigoberta Bandini ha preferido no hacer declaraciones a este diario sobre este tema. El director del videoclip asegura que no ha existido “ninguna censura previa ni miedo” sobre esos planos de una de las canciones más populares del año, finalista del Benidorm Fest. “Sé que es un tema muy complicado y sensible, pero la decisión de no incluirlos ha sido mía y es puramente artística”, aclara al otro lado del teléfono Sunyer, graduado en documental por la ESCAC, con una experiencia previa como director de anuncios y de cortometrajes. “Nadie ha querido censurar nada, decidí que al final no me funcionaba con el resto del clip”, insiste.

Respecto a la denuncia del colectivo Femen que, mediante un tuit, sostenía haber vivido una situación similar a la de las otras siete activistas feministas con el videoclip —”Lo que cuenta aquí Nazareth es muy parecido a lo que nos ocurrió a nosotras con ese mismo proyecto. Un sinsentido”, escribieron desde su cuenta―, Sunyer insiste en la narrativa artística. “Les propusimos participar porque no queríamos apropiarnos de su idea como reivindicación política del pecho, pero nos especificaron que Femen debería salir como tal en imagen y decidimos que en ese caso no encajaba a nivel artístico con el tono del resto del videoclip”, responde.

Lo que cuenta aquí Nazareth es muy parecido a lo que nos ocurrió a nosotras con ese mismo proyecto.
Un sinsentido. https://t.co/YUdQkrji5B

— FEMEN Spain- España (@FemenSpain) May 2, 2022
“Grabamos muchísimo en los dos meses de producción, hasta tenemos metraje de un parto natural que no ha aparecido en el corte final. A veces, por muy buenos que sean los planos y por muy interesantes que sean las ideas, no te funcionan con el resto”, justifica el director de Ay mamá. También recuerda (”salvando las distancias en términos de creación y estatus”) que “hasta en obras maestras como el El árbol de la vida, de Terrence Malick, Sean Penn apareció solo 10 minutos por voluntad del director pese a la gran cantidad de metraje que tenían de él”. El máximo responsable del vídeo asegura que fue él quién pidió contactar con Dos Santos y el resto de activistas. “La idea de poder incluir distintas formas de pecho fue mía y la gestión de su participación se hizo a conciencia y con sumo cuidado. Han cobrado por ello y cuando entendimos que quedarían fuera, se lo comunicamos y fueron invitadas a la presentación porque ellas también han formado parte de este trabajo”, aclara. El director no descarta, de hecho, que ese metraje descartado aparezca en un nuevo videoclip a propósito de Ay mamá (Génesis), la versión primigenia del tema que lanzó hace unos días Bandini.

No sé por qué acabaron dando tanto miedo nuestras tetas. pic.twitter.com/I74sWD5xsu

— Nazareth Dos Santos🌈🎨 (@femi_naza) May 1, 2022
“Oportunidad perdida”
Para la activista, la argumentación de Sunyer no es suficiente. “La oportunidad de mostrar esos pechos, de ese alegato, ya se ha perdido en el videoclip principal”, responde Dos Santos. “Entiendo que se escude en lo artístico pero, ¿cómo no te van a encajar unos pechos femeninos en una canción sobre pechos femeninos?”, se pregunta. Y añade: “Las siete mujeres que participamos lo hicimos por apoyo a Rigoberta y la lucha, pero en el rodaje nos desinflamos un poco al ver que, aunque hubiesen mujeres en el equipo y nos tratasen con mucho respeto, las principales decisiones las tomaban siempre los hombres”.

Bandini sí pudo hablar con las activistas eliminadas del metraje al finalizar la presentación en el cine Phenomena de Barcelona, tal y como apunta Dos Santos. “Al final nos pudimos acercar y comentarle que nos molestaba que los pechos femeninos reales quedasen fuera del videoclip. Nos dijo que lo sentía mucho, que no había sido decisión suya, pero que al equipo de grabación no le había encajado”, recuerda. Y vuelve a preguntarse sobre “la ironía” de toda esta metapolémica sobre los miedos, conscientes o no, de visibilizar las tetas: “Pero, al final, esto es tu arte, ¿no? Habría sido mejor que Rigoberta hubiese querido mostrar los pechos, con dos ovarios”.

Rigoberta Bandini enseña la primera versión de ‘Ay mama’: “Nos hacía ilusión publicar este Frankenstein”
Rigoberta Bandini, interpretando ‘Ay mama’ en el Benidorm Fest
Pese a que Ay mama no fuera la canción elegida para representar a España en Eurovisión en el Benidorm Fest, la canción de Rigoberta Bandini se ha convertido a estas alturas en todo un himno. El tema se mantuvo en el top de los más escuchados en Spotify en España durante más de una semana y, actualmente, acumula más de 22 millones de reproducciones. El próximo domingo publicarán su videoclip pero, antes, han revelado cómo fue la primera versión que entregaron a RTVE.

“Luego cambió radicalmente”, explican en Twitter. En efecto, suena muy diferente y modifica la letra respecto al acabado definitivo. “Mostrarlo al público no es algo común”, comentan, “pero nos hacía ilusión publicar este Frankenstein que se quedó atrás, y que comparte muy poco y a la vez mucho con la versión final”.

A las 00h sale AY MAMÁ (GÉNESIS), la 1a versión que enviamos al Benidorm Fest y q luego cambió radicalmente. Mostrarlo al público no es algo común, pero nos hacía ilusión publicar este frankestein que se quedó atrás, y que comparte muy poco y a la vez mucho con la versión final. pic.twitter.com/IYMT8yTZid

— Rigoberta Bandini (@rigobandini) 26 de abril de 2022
Además del tema, han publicado un vídeo sobre la grabación del mismo. En él, Paula Ribó reconoce durante el proceso que “las cosas horteras me gustan, pero es que en este caso la veo muy como una broma. Simplemente hay que hacer que no lo parezca”. Al concluir, revela que recordaba “una canción que nos haya costado tanto”.

Así era la primera letra de ‘Ay Mamá’
Niñas que se aferran a ese himno y pienso que algo empieza a ir bien

Piernas que se abren en camillas para que puedas nacer

Tú que amarraste bien tu cuerpo a mi cabeza

Con ganas de llorar, pero con fortaleza

Quiero que paremos la ciudad. Pechos fuera estilo Delacroix

Suenas las campanas de una iglesia en Nueva York y sabes qué

Veo en los geranios a las mujeres que me habéis hecho crecer

A ti que tienes siempre caldo en la nevera

Tú que podrías acabar con tantas guerras

Quiero que paremos la ciudad. Pechos fuera estilo Delacroix

Ay mamá, mamá, mamá, mamá

Por todas las vidas que han venido y que vendrán.

No sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas

Sin ellas no habría humanidad ni habría belleza

Mil mamás parando la ciudad. Pechos fuera estilo Delacroix.

Ay mamá, mamá, mamá

«Chanel es la España que conocimos, que era más sencilla y estaba menos contaminada por el politiqueo barato y los intelectuales de mesa de tertulia y perfil insoportable en las redes sociales»

Estos son los ocho finalistas y sus canciones para representar a España en Eurovisión
Rigoberta Bandini interpreta «Ay Mama» en el Benidorm Fest, donde se decide el representante para Eurovisión EFE/RTVE
Somos un país que, bueno…, sobrevive. Nos propusimos elegir al representante español para Eurovisión 2022 y organizamos tres galas que han costado 3,2 millones de euros. Cada espectador se identificó con una participante. Esto iba de música en principio, pero resulta que Rigoberta Bandini cantaba sobre el feminismo y las Tanxugueiras, en gallego. Entonces, se desató entre los tertulianos y polemistas habituales una confrontación que no ha acabado bien.

Irene Montero expresó su predilección por Rigoberta Bandini, que honraba en su canción a su madre, a la menstruación y a la anatomía de las mujeres. Pablo Casado, respondió. Entonces, ya estaba claro que aquí se iba a volver a reproducir el debate de las ‘dos Españas’. Una vez más.

«No sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas», cantaba Rigoberta, mientras anunciaba sus intenciones para el festival europeo de la canción en caso de que fuera la elegida: «En Benidorm, hemos tenido en el decorado una teta de 5 metros. ¡En Eurovisión haremos una de 25!». Y los fanáticos del público -que estaban con ella, en buena parte-, aplaudían.

Ella y las gallegas eran las favoritas, pero finalmente se impuso Chanel, a la que no respaldaba el feminismo morado porque su letra no encajaba exactamente con su programa político. “Si tengo un problema, no es monetary / Yo vuelvo loquito a todos los daddies / Yo siempre primera, nunca secondary / Apenas hago doom, doom / Con mi boom, boom / Y le tengo dando zoom, zoom”. Los tres primeros versos -cuéntense- son endecasílabos.

Máximo Huerta, máximo entusiasmo
Es sabido que el certamen lo organizó RTVE y que la final se emitió este sábado. La presentó Máximo Huerta, que estuvo sobreactuado, en un papel difícil de entender, como de hombre permanentemente sorprendido por lo que observaba. Le secundó Alaska, que fue una especie de ‘madre’ de las criaturas que tenía alrededor, quienes parecían celebrar el octavo o el noveno cumpleaños de alguna de ellas.

La tercera presentadora era Inés Hernand, quien aprovechó su primera intervención ante los españoles para subrayar que esa misma noche le habían metido en el grupo de WhatsApp de los artistas. «El primer mensaje son corazoncitos». El segundo, besos. Y todos aplaudían y chillaban de emoción.

Lo mejor del concurso llegó a su finalización, cuando los seguidores de Rigoberta Bandini y de las Tanxugueiras se percataron de que la democracia no funciona; sobre todo, cuando pierde las elecciones quien más me gusta a mí.

Los organizadores del certamen idearon un sistema de voto que, ciertamente, era rocambolesco. Había un jurado de especialistas -habían traído a un tipo de Islandia, ojo- que hacía las veces de ‘poder Ejecutivo’, pues eran unos pocos miembros con capacidad para ‘decretar’ e imponer su opinión. Después, había un «voto demoscópico» que estaba compuesto por 350 personas que representaban «todos los estratos de la sociedad española». El eurofan madrileño, el abuelo de la provincia de Valladolid, el agricultor canario…

El público también podía votar y dio su apoyo mayoritario a las Tanxugueiras, pero no ganaron porque el jurado profesional no lo quiso. Digamos que el poder ejecutivo impuso su criterio frente a las asambleas populares y al legislativo. Y ahí se apagó la alegría del pobre Máximo Huerta (fue muy evidente), al que no le han salido muy bien las cosas últimamente…

Ideología hasta en la sopa
Pero bueno, si impregnamos el Benidorm Fest de un barniz político, se puede decir que Chanel es la representante de la España constitucional. De la que vivía bien durante la burbuja inmobiliaria sin hacerse demasiadas preguntas. La del PP y el PSOE. La que se subió al carro del ‘electro-latino’ porque sonaba bien y lo bailaba en los bares de noche pachangueros y en las verbenas populares. La España de David Civera, Andy y Lucas, Camela, Los Manolos, Juan Magán, Estopa y Operación Triunfo. El valor artístico no importa más que divertirse o que bailar en el chiringuito playero.

Esa España está -por fortuna- muy alejada del elitismo tuitero de los tertulianos de la televisión. De Pablo Simón o Xabier Fortes indignados porque no ha ganado su opción. O de todos aquellos «intelectuales» plomizos que aprovechan cualquier evento para vender su Biblia ideológica. Pedro Sánchez en Sálvame; Irene Montero con Carlota Corredera, Rociíto o Rigoberta. O los Bob Pop de turno. Los que declaran la «alerta antifascista» cuando algo no les encaja, como hizo Pablo Iglesias tras las elecciones andaluzas. Son lo mismo. Reivindicación sin descanso. Soporíferos.

Chanel es la España que conocimos, que era más sencilla y estaba menos contaminada por el politiqueo barato y los intelectuales de mesa de tertulia y perfil insoportable en las redes sociales. Chanel es el vivo ejemplo de que el pueblo ya no aguanta a esta gente tan pesada.

Y bueno…, a fin de cuentas, tampoco hay mucha diferencia entre el «mamá mamá mamá mamá» de Rigoberta y el «dum, dum, dum, dum» de la ganadora. Por si alguien se quisiera consolar.

Los Simpson ya predijeron este momento de Rigoberta Bandini
La catalana pasó a la final con su ‘Ay mama’ siendo la más votada de la noche con 110 puntos.
Rigoberta Bandini durante su actuación en la segunda semifinal del Benidorm Fest con ‘Ay
TVE
Rigoberta Bandini durante su actuación en la segunda semifinal del Benidorm Fest con ‘Ay mama’.
Fue uno de los momentos de la noche. La actuación de Rigoberta Bandini y su esperada “teta gigante” generaron todo tipo de reacciones tanto en vivo como en redes sociales. Con su Ay mama es que consiguió movilizar a todo el Palau d’esports l’illa de Benidorm, donde se celebró la gala, donde el público se puso en pie a los sones del “mamamamama” del estribillo.

Tras su actuación, Twitter se llenó de comentarios. Algunos porque se esperaban más de una de las grandes favoritas de la segunda semifinal del Benidorm Fest y otros porque se quedaron impresionados con su puesta en escena. Pero hubo quien incluso encontró una referencia en Los Simpsons a su actuación.

No es otra que cuando Homer era niño y estaba jugando al operación en su cuarto y recibía una descarga eléctrica. Entonces gritaba “mamá, mamá, mamá” de la misma forma que Bandini hasta que su madre, Mona, le ayuda. Concretamente es el capítulo 8 de la temporada 7 titulado Madre Simpson.

Publicidad
Tal ha sido el éxito del meme, que acumula más de 4.900 me gusta y 1.400 retuits en 23 horas, que algunos incluso lo han calificado como “el meme de Eurovisión”, algunos han dado sugerencias para la próxima puesta en escena y otros han sincronizado la canción con los sonidos del vídeo con sorprendente resultado.

Finalmente, Bandini pasó a la final del sábado con su Ay mama, junto a Rayden y la Calle de la llorería, Gonzalo Hermida con Quién lo diría y Xeinn con Eco. En la final se medirá con los otros cuatro clasificados de la primera semifinal: Tanxugueiras con Terra, Varry Brava con Raffaella, Chanel con SloMo y Blanca Paloma con Secreto de agua.

Rigoberta Bandini, camino de Eurovisión y novia de un famoso presentador de TV3
Paula Ribó-Rigoberta Bandini quiere representar a España. La catalana tiene un hijo con una cara conocida de TV3
Empieza el camino de Eurovisión y otra vez un artista catalán tiene todos los números para representar a España en el Festival musical que se celebrará en Turín el sábado 14 de mayo, ya que Italia ganó el año pasado. Los músicos no representan a España sino a una empresa pública: TVE. No compiten países sino cadenas.

Miki Núñez, Alfred García, Beth Rodergas, Nina, David Fernández de Chiquilicuatre, Manel Navarro, Sergio Dalma… la lista de catalanes en Eurovisión es larga y este 2022 parece que se ampliará. La favorita que saldrá del concurso en Benidorm que ha organizado TVE es Rigoberta Bandini. Una estrella con cara y ojos para conseguir, ahora sí, hacer un buen papel.

Paula Ribó es el nombre real de la artista que está sonando en todas partes, radios, Primavera sound o anuncios de cerveza: enorme Rigoberta Bandini:

En su camino a Eurovisión, Rigoberta Bandini ha concedido una entrevista a La Vanguardia donde ha hablado, entre otras cosas, de su pareja, un famoso expresentador de TV3: Esteban Navarro. Es integrante del dúo cómico Venga Monjas, que durante unas temporadas fueron reporteros del Alguna pregunta més donde hacían la sección de encuestas en la Avenida Portal de l’Àngel.

Inexplicablemente, el programa que produce Antoni Bassas los sustituyó por dos nuevos reporteros que tienen menos talento que los Venga Monjas:

Esteban es el guapo, el de la barba. Este es el novio, prometido y padre del hijo de la cantante, artista y compositora:

Esteban Navarro en TV3 y en Comedy Central

Rigoberta Bandini habla así de su pareja:

«Soy la prometida de Esteban Navarro, y tenemos un hijo, Nico de 19 meses. Actúo con mi familia, mi prima, otro primo y mi prometido, Esteban, teclados. Es un músico y compositor buenísimo, él asistió al parto de Rigoberta Bandini.

Esteban es humorista en Vengamonjas…Él es un espectáculo sobre el escenario, atrae todas las miradas. Y Nico, nuestro hijo, ha heredado su don humorístico».

Rigoberta Bandini y Esteban Navarro, TV3

Rigoberta y Esteban explicaron a TV3 cómo es la crianza de su hijo Nico que tiene 19 meses, tantos como la pandemia: «El confinamiento nos fue perfecto. La pandemia trae que los padres no tengan añoranza de hacer otros planes. El niño escucha canciones de Rigoberta y dice mama».

«El niño nunca ha llegado al escenario, cuando damos concierto se queda en el hotel con las abuelas. Cuando sepa tocar la pandereta subirá al escenario.

Si consiguen el pase a Turín, habrá una nueva pareja representando a TVE y España en Eurovisión. Rigoberta vocalista y su prometido Esteban a los teclados. Como Alfred y Amaia, pero mejores, sin desenamorarse y con un hijo. Twelve points.

Rigoberta Bandini se corona favorita con su teta planetaria
El himno a la feminidad de la artista barcelonesa obtiene la mayor puntuación en el Benidorm Fest con una puesta en escena transgresora. Rayden, segundo, y se clasifican Gonzalo Hermida y Xeinn
Rigoberta Bandini se corona favorita con su teta planetaria.

Ya se conocen los nombres de los ocho finalistas del Benidorm Fest. En la segunda semifinal del certamen que organiza RTVE para elegir representante para Eurovisión, se clasificaron este jueves Rigoberta Bandini, Rayden, Xeinn y Gonzalo Hermida. Ellos se suman a Chanel, Tanxugueiras, Blanca Paloma y Varry Brava, que se clasificaron en la primera semifinal, que tuvo lugar este miércoles y fue seguida en La 1 por más de 1,5 millones de espectadores en directo (11,8% de cuota de pantalla). De ellos ocho saldrá el representante de España en Eurovisión 2022, que se celebrará en Turín (Italia) entre el 10 y 14 de mayo. El nombre del seleccionado se conocerá en la final del Benidorm Fest, una gala que se celebrará este sábado y que retransmitirá en directo La 1 (22.05).

¡Habemus teta! Sacar un pecho fuera sigue siendo una transgresión, siempre que se trate de un pecho femenino, claro está, y la que está considerada como una de las artistas revelación del momento, la barcelonesa Rigoberta Bandini, cumplió las expectativas al despejar la incógnita. Su escenografía, una de las más esperadas de la velada, puso el foco en una teta mundial, la mamella planetaria y más internacional que, sin duda, se ha subido nunca jamás a un escenario eurovisivo. La madre de todas las tetas. La euroteta que desató la locura. Su tema Ay mamá, que va camino de elevarse a la categoría de himno a la feminidad, gira en torno a las mamas que se reivindican valientes, al fresco, libres de toda hipersexualización.

Su esperada puesta en escena se tradujo en un grito contra los cuerpos censurados dentro y fuera de las redes sociales, uno de los momentazos más aplaudidos de la gala, el que todos querían grabar con el móvil. Fue una actuación con el distintivo sello Bandini, de inicio suave y melódico y que fue cogiendo fuerza hasta llegar a un climax explosivo, bailablemente apoteósico. La interpretación que arrancó con la vocalista encorsetada en un traje de novia blanco evolucionó hasta que le fue despojado en una simulación de la liberación de la artista, que exclamó enérgica eso de «No sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas, sin ellas no habría humanidad ni belleza». Un tributo a modo de canción que habla sin tapujos de la menstruación, el mismo que rinde homenaje a todas las «mamamama… mamá, ese que llama a parar la ciudad, «sacando un pecho fuera al puro estilo Delacroix», el pintor francés que rubricó la obra La libertad guiando al pueblo, la que sirvió de inspiración para componer un tema que no pretende representar a nadie, pero que, a la vez, lo representa todo.

Gonzalo Hermida no pudo actuar por estar confinado y se proyectó su videoclip.

La actuación de Rayden, el rapero madrileño que envía al público a llorar a la Calle de la llorería, era otra de las propuestas que, según las quinielas de los eurofans, tenía todos los ingredientes para obtener el pase directo a la competición final. Con un tema que versa sobre mostrar la seguridad de ser vulnerable, hizo gala de una escenografía impactante. Evidenció que cada detalle estaba medido al milímetro a través de una letra que invita a la reflexión. Sonido urbano y Rayden es estado puro con un espectáculo producido por y para su emisión en la pequeña pantalla. Porque, en definitiva, el Benidorm Fest nace con la etiqueta de festival, pero está configurado como espectáculo televisivo, y eso es algo que no pasa desapercibido entre los asistentes al Palau D’Esports L’Illa, meca del eurofán, meca del inevitable eurodrama.

Rigoberta Bandini se corona favorita con su teta planetaria

Electrónica y neón
No podía faltar un tema de discotequero, y menos en la tierra que se entregó en los noventa a los excesos de la indómita ruta del bakalao. La cantautora chilena Javiera Mena defendió Culpa, su oda a la «epilepsia bollera» que fue subiendo de tono hasta un desenlace a tope de música electrónica, iluminado por el neón y en torno a la venerada mesa de mezclas que da latido a los templos e la noche.

Xeinn, con su tema Eco, puso una de las notas pop al evento. El madrileño defiendió una canción que recuerda a The Weeknd y que habla del momento en el que encuentras a ese alguien que es para toda la vida, con una escenografía de trasfondo noventero y una composición que parece estar diseñada para competir con las supreproducciones suecas de tinte eurovisivo. Porque lo cierto es que si hay algo que ha buscado RTVE es un espectáculo transversal capaz de relanzar la expectación por Eurovisión con artistas consolidados y emergentes, con una mezcla de estilos musicales entre los que se incluyó a la malagueña Marta Sango, enfundada en un colorido vestuario de inspiración futurista para defender su canción buenrollista Sigues en mi mente, o la balada melódica de Gonzalo Hermida, gaditano que no pudo defender su directo al estar confinado por contagio de covid. En su lugar se proyectó el videoclip de su tema Quién lo diría, caracterizado por unos giros vocales, desde luego, infinitamente más interesantes que los de Sara Deop.

Impecable fue la actuación como artista invitada de la representante en Eurovisión 2014, Ruth Lorenzo, con el icónico Bailar pegados con el que Sergio Dalma alcanzó una significativa cuarta posición en 1991. El show sigue mañana, con la entrega del codiciado pasaporte a Turín.

Rigoberta Bandini, clara favorita a representar a España en Eurovisión, según las apuestas

A solo unos días de comenzar el Benidorm Fest, mientras las polémicas salpican a la preselección española, hay una artista que se desmarca como la gran favorita. Rigoberta Bandini y su canción Ay mamá parece la mejor posicionada para ser la próxima representante de España en Eurovisión 2022, según el portal Eurovision World.

La cantante es una de las figuras del indie nacional de los últimos años, especialmente después de poner banda sonora al anuncio de Estrella Damm, uno de los más esperados de cada verano. Gracias al spot, su A ver qué pasa se convirtió en una de las canciones del verano 2021.

LV_Rigoberta Bandini presenta en directo ‘Ay Mama’

Rigoberta Bandini desnuda pecho

Benidorm Fest: Marina Salazar, la diseñadora catalana que ideó la teta gigante de Rigoberta Bandini como un mito griego
El diseño surgió en 2016 mientras cursaba un máster de diseño y ahora da la vuelta a España con el Benidorm Fest

Marina Salazar, diseñadora de la teta gigante
«Buah, tengo el Instagram petado de gente haciendo pedidos y mandando mensajes». Quien responde al otro lado del teléfono es Marina Salazar (Barcelona, 1990), la mente tras la teta gigante en forma de globo terráqueo que Rigoberta Bandini ha plantado en el centro del escenario del Benidorm Fest y con la que está dando la vuelta a España.

Pero la idea no es nueva, la teta ya existe desde 2016 cuando esta diseñadora web catalana, con estudios en Ubic Estudio, decidió que el pecho femenino se iba a convertir en el centro del universo. Quizás no lo consiguió (o sí), pero al menos lo convirtió en su icono para decorar láminas y bolsos.

«La idea viene del mito griego en que una diosa amamanta a su bebé y le pega un mordisco en el pezón haciendo brotar la leche y de ahí sale el nombre de vía láctea», comenta esta diseñadora freelance centrada en su proyecto artístico @noquedatinte. Concretamente, esa diosa es Hera, esposa de Zeus, y de ahí el mito fundacional de nuestra galaxia que ahora amenaza con tomar Eurovisión.

Porque hace unos meses a Marina le llegó una llamada de Joan Ros, compañero de clase en sus estudios de diseño gráfico y creador del estilismo de Rigoberta Bandini, con una oferta: había que crear una teta gigante para ponerla en el centro del escenario del Benidorm Fest. «Mira que he hecho tetas de muchos tamaños, pero nunca había hecho una tan grande como la que me pidieron».

Ahí llego el punto de cómo hacerla, la diseñadora tenía claro que la producción tenía que ser en Benidorm para evitar el transporte y ya solo faltaba el material. Ya que estamos en la Comunidad Valenciana, qué mejor que hacerla con forespán y siguiendo los mismos procesos que una falla -omitiendo la parte de quemarla, eso sí-. «Fue creciendo poco a poco como nuestro niño», cuenta.

Hasta que el jueves se hizo realidad y apareció en mitad del escenario mientras Rigoberta bramaba «no sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas» ataviada solo con un mono color carne. «Yo sabía todo el proceso y había visto fotos, sabía en qué momento iba a aparecer, pero cuando salió me volví loca por todo el conjunto. Juro que ese día me acosté siendo una persona normal y me he despertado con esta locura», explica.

¿Y ahora, si hay viaje a Eurovisión, qué? «Ya lo hemos comentado, algo habrá que hacer y habrá sorpresas seguro porque además la podemos adaptar todavía más grande». La versión Yola Berrocal para la que ya ha empezado a trabajar esta catalana que durante meses ha guardado el secreto de su diseño y que ya está a la búsqueda de nuevos materiales en el Mercat dels Encants, la versión barcelonesa del Rastro.

«Ahí es donde encuentro piezas en completo desuso, hago apadrinamiento de objetos y luego les doy un toque crítico, reivindicativo o de humor. Por ejemplo la teta es la representación máxima de nuestra feminidad y que ahora se esté viendo en la televisión es un orgullo», reconoce Marina Salazar, profesora también en el centro universitario de artes y diseño BAU de Barcelona.

«Bueno, me voy a seguir contestando a los mensajes y haciendo pedidos que al final voy a tener que contratar a una fábrica con todos los que tengo», se despide al otro lado del teléfono.

Rigoberta, la que has con la teta.

Tanxugueiras, a un paso de Eurovisión tras una votación de infarto (y con gritos de tongo)
El trío gallego, que ofreció una impresionante y poderosa actuación, pasa a la final del Benidorm Fest | Aunque el jurado profesional no lo eligió entre los cuatro finalistas, tuvieron el favor del voto popular
Tanxugueiras, durante su actuación en el Benidorm Fest.
Tanxugueiras, durante su actuación en el Benidorm Fest. RTVE

¡Primer obstáculo salvado al borde del infarto! El trío de pandereteiras y cantareiras gallego Tanxugueiras ya se encuentra más cerca de subirse al aeroplano que las podría llevar Turín (Italia) para participar a Eurovisión 2022, tras clasificarse esta noche para la final en el arranque del Benidorm Fest.

Y eso que el jurado no se lo puso fácil, ya que no las eligió -entre abucheos y cánticos de tongo- como una de sus cuatro propuestas para pasar a la final.

Junto a ellas, también consiguieron el pase para la competición de este sábado en la ciudad levantina Chanel, Blanca Paloma y Varry Brava. Ahora, habrá que esperar a la semifinal de mañana para saber qué otros cuatro grupos o solistas se medirán con ellas el fin de semana. En total, serán ocho.

Presentada por Máximo Huerta, Alaska e Inés Hernand, la semifinal comenzó pasadas las 22.40 horas. Retransmitida por La1 de TVE, también se pudo seguir por a través de RTVE Play, RNE y TVE Internacional. Junto a Tanxugueiras actuaron Varry Brava, Azúcar Moreno, Blanca Paloma, Unique y Chanel.

La expectación era máxima para ver la puesta en escena del tema “Terra», ya que era la primera vez que el público oía y veía cantarlo en directo y completo, amén de una filtración en redes de un ensayo.

Las tres artistas gallegas, que fueron las penúltimas en actuar, demostraron el poderío de su voz, acompañadas por su productor musical Iago Pico –que se encargó sobre el escenario de la percusión electrónica– y por dos bailarines, los también gallegos Fran Sieira y Artur Puga, ambos de la compañía Fran Sieira en la que actúa una de las pandereteiras, Aida Tarrío.

La escenografía, firmada por la viguesa Laura Iturralde, fue la más espectacular de la noche. Negros y dorados deslumbraron al público y a los televidentes, que sin duda tuvieron que estremecerse con la fuerza y poderío de las tres cantareiras gallegas.

La puesta en escena estaba conectada plenamente con el mensaje de la canción de querer aunar lo tradicional con lo contemporáneo, lo que también se evidenció en el vestuario, diseñado por el ourensano Jorge de Álvarez.

“Terra” convenció a todos con su alegato en defensa de la convivencia del castellano con las lenguas cooficiales (e incluso alguna no cooficial todavía como el asturiano) que se oyeron sobre el escenario con el verso «Non hai fronteiras».

Los otros participantes
Previamente a Tanxugueiras, el resto de artistas fueron subiendo puntualmente al escenario del Benidorm Fest. Los primeros fueron Varry Brava con ‘Raffaella’, un tema donde la inspiración de la mismísima Raffaella Carrà se conjuga con la esencia pura del grupo indie. La puesta en escena caminó desde el negro al rojo más raffaellista, y la energía fue in crescendo a lo largo de la canción más pop de la semifinal.

32 años después de deslumbrar a Europa con ‘Bandido’, Azúcar Moreno se lanzaba de nuevo a la carrera eurovisiva con ‘Postureo’, un tema que guarda toda la esencia del dúo, con fuerte presencia de la guitarra española e instrumentos árabes. Tras casi 40 sobre los escenarios, el dúo no ha perdido ni pizca de su fuerza y han presentado un tema pegadizo, donde brillan sus voces, ya icónicas dentro del panorama musical español.

La tercera en subir al escenario fue Blanca Paloma, con ‘Secreto de agua’, tema de cabecera de la docuserie de RTVE Play ‘Lucía en la telaraña’. La escenógrafa dejó las bambalinas el año pasado para dedicarse a la música por entero y ha presentado una balada donde hace gala de su fuerza vocal, que se deja mecer por matices que recuerdan a la música andalusí.

Unique quisieron ser los ‘Mejores’ sobre el escenario. Con la canción, compuesta ex profeso para el festival europeo, los cuatro miembros del grupo, al más puro estilo boy band sobre el escenario, trajeron al Benidorm Fest un tema con vocación de himno -con beso incluido- con un pegadizo estribillo con ritmos tribales y urbanos.

Tras Tanxugueiras llegó la última artista de esta primera semifinal, Chanel, quien nos presentó SloMo, una canción pop dance con toques latinos y urbanos.

El jurado, cuestionado al grito de «tongo»
El tiempo dedicado a las votaciones fue llenado de música por el portugués Salvador Sobral, ganador de Eurovisión en 2017, quien mostró expresamente -«Voy por las gallegas», exclamó al finalizar- su apoyo al trío gallego, y por Marlon. Al tiempo, también debatían sus favoritos los miembros del jurado, compuesto por Natalia Calderón, vocal coach; Miryam Benedited, coreógrafa; Estefanía García, inspectora del Coro de RTVE; Marvin Dietmann, director artístico y Felix Bergsson, presidente de la delegación de Islandia en Eurovisión.

La decisión del jurado fue recibida con abucheos y gritos de tongo por parte del público presente en la gala, ya que otorgaron los puntos más altos a Chanel (55), Blanca Paloma (41), Varry Brava (39) y Azúcar Moreno (39), dejando fuera a Tanxugueiras con solo 38 puntos. Unique se llevó 28.

Por fortuna, Olaia, Aida y Sabela contaron con el favor del público, tanto el del panel demoscópico como el de los televidentes, que les dieron 25 y 30 puntos, respectivamente.

De esta forma, el trío gallego se alzó con la segunda posición en la semifinal del Benidorm Fest, con un total de 93 puntos, solo superadas por Chanel, que fue puntuada con 110. Por detrás, Blanca Paloma (79) y Varry Brava (74), quienes también competirán el sábado en la gala final.

Entramos en el mes clave para conocer quién será el representante de España en Eurovisión el próximo mes de mayo pero antes se tiene que saber el ganador y para ello este enero se celebra el Festival de Benidorm de donde saldrá la canción seleccionada.

Una de las 14 artistas es Rigo Bandini. La cantante catalana no desaprovecha un sólo momento y antes de embarcarse en ese tramo final para saber si logra o no ser la representante española de Eurovisión se le ha visto en un concierto de lo más reivindicativa. Actuó anoche en la sala de cámara de Riojafórum de Logroño. De hecho en el transcurso del mismo decidió bajarse junto a su compañera la camiseta, enseñar un pecho y seguir cantando y bailando al son de las notas musicales. Ese vídeo lo subió a redes @SchubertYanez con un mensaje: «Y pasó. No puede ser más sublime @rigobandini’

Rigoberta Bandini participa con «Ay Mama» en el Benidorm Fest, que se celebrará durante este mes de enero y cuyo ganador será el representante de España en Eurovisión 2022.

La artista, de 31 años, se ha convertido en una de las cantantes más aplaudidas del panorama nacional. Uno de sus últimos éxitos ha sido el single de «Perra» que se ha convertido en una especie de bandera del feminismo.

En la lista de las tendencias de Twitter destaca hoy un nombre relacionado con Logroño, concretamente con el Actual: el de Rigoberta Bandini. La cantante se ha convertido en noticia muchos medios de comunicación y ‘trending topic’ en las redes sociales por su actuación de este sábado en Riojafórum. ¿La razón? Enseñar un pecho durante su concierto en el festival.

El momento llegó durante la intepretación de la canción ‘Ay mamá’, una de las que aspira a representar a España en el festival de Eurovisión. Ya cuando se lanzó el tema explicó a través de su Instagram que era un homenaje a la feminidad. «Ocupar las calles con nuestros cuerpos sin que fueran censurados sería un gran avance», apuntó. De hecho, en la letra hay dos momentos en los que hace referencia a esa parte de la anotomía. En uno dice «Paremos la ciudad / Sacando un pecho fuera al puro estilo Delacroix» y en el otro «No sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas / Sin ellas no habría humanidad ni habría belleza».
Así, para Bandini la letra de la canción habla del poder de de las mujeres. «Algunas mujeres creamos vida con nuestros cuerpos, otras no, pero de alguna manera todas somos una», recalcó en su Instagram en el momento de lanzar una composición que este viernes interpretó por primera vez en directo. Fue en Actual y fue una verdadera declaración de intenciones en el momento en el que tanto ella como su compañera en el escenario mostraron uno de sus senos.

Y decimos que es una declaración de intenciones porque en una entrevista publicada por El Español, la propia Bandini aseguró: «Si me dejaran enseñar las tetas en Benidorm o en Eurovisión, lo haría». Habrá que esperar, primero, para ver si ‘Ay, mamá’ es la canción elegida para representar a España en el festival y, segundo, si repite lo que hizo en Logroño.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: