Paula Badosa al desnudo

lucenpop

Garbiñe Muguruza y Paula Badosa cruzan sus caminos en una semifinal inédita para el tenis español, que colocará a una finalista nacional en las WTA Finals, el torneo que reúne a las ocho mejores tenistas de la temporada, por primera vez en 28 años

Nunca hasta ahora dos tenistas españolas habían disputado una semifinal del torneo de maestras, que se celebra este año en Guadalajara (México). La ganadora emulará a Arantxa Sánchez Vicario, la última que consiguió disputar la final, en la que fue subcampeona en 1993 al caer con Steffi Graf.

«Esto es asombroso. No conocía toda esta historia. 1993, yo nací ese año», dijo sorprendida Garbiñe Muguruza tras cerrar su pase con una victoria sobre Kontaveit. «Es increíble que queden cuatro jugadoras y dos de ellas sean españolas; eso demuestra que España tiene un gran nivel de tenis y una gran escuela. Va a ser un partido divertido. Es histórico», reconoció.

“Muguruza: Esto demuestra que España tiene un gran nivel de tenis“

La número uno española jugará el primer partido de su carrera contra Paula Badosa. «Estoy muy feliz por ella. Comenzó el año más atrás y llegó a la cima jugando increíblemente y ganando Indian Wells. Compartimos momentos divertidos en los Juegos Olímpicos. Hemos hablado, nos conocemos un poco más la una a la otra. Ella siempre ha tenido talento y ahora está armando el rompecabezas», apuntó.

Badosa: «Va a ser emocionante»
Paula Badosa, que afronta las semifinales tras una derrota intrascendente ante la polaca Iga Swiatek (7-5 y 6-4), ha reconocido que su rival, Garbiñe Muguruza, fue uno de los modelos que siguió cuando soñaba con convertirse en profesional. «Enfrentarme a Garbiñe va a ser emocionante, habrá tensión y todas las emociones posibles; jugaré contra una jugadora que cuando crecí la vi ganar ‘Grand Slams’, va a ser una batalla. Voy a intentar dar todo de mí, estamos en el último torneo del año y quiero disfrutarlo», observó.

La tenista Paula Badosa se ha convertido en la primera española en ganar el Masters de Indian Wells, un logro deportivo que por supuesto enorgullece a todos los que la rodean. Este torneo es el primer Masters de los WTA 1000 en el circuito femenino y es de los más prestigiosos del tenis; no es extraño, por tanto, que la joven profesional se haya deshecho en agradecimientos al alzar el premio.

«El camino ha sido difícil, pero con trabajo duro, ilusión y fe llegó su recompensa. Nunca dejéis que nadie os diga que no podéis lograr algo. Y si es así, demostradle lo contrario.». Así empezaba la tenista un escrito en sus redes sociales (Instagram y Twitter) que continuaba explicando que había cumplido uno de sus sueños: jugar uno de los mejores torneos del mundo y ganarlo. Finalizaba agradeciendo el apoyo a todo su equipo y a su gente, entre los que se encuentra su actual pareja, el modelo Juan Betancourt.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: