Irene Montero al desnudo sexy | Podemos verle algo más …

lucenpop

Irene Montero, sobre Rocío Carrasco: «Arropar a quien cuenta su experiencia de violencia es fundamental»

NI UNA MENOS
La política se mostró a favor de la protagonista de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ y manifestó la importancia de tener en cuenta el relato de las mujeres maltratadas.

La Comunidad ocultó que el veto a la visita de la ministra de Igualdad, Irene Montero, al Instituto Gómez Moreno tenía un carácter político. Que era un veto, en definitiva. La Administración regional alegó razones sanitarias, pero el acto estaba programado en un espacio abierto de 4.000 metros cuadrados y no iban a asistir a más de 20 personas. Esa explicación es la que se trasladó a la ministra, que no acudió al acto. Fue horas después cuando la Comunidad filtró a los medios que se trataba de una prohibición para evitar un acto de “adoctrinamiento”. Montero organizar otro encuentro con las alumnas.

    


Todo nació de las menores. Este curso el centro cumple 50 años desde su inauguración y, a principio de curso, tanto ellas como los profesores pensaron en actividades para celebrarlo «poco a poco», cumpliendo siempre las medidas de seguridad. La pandemia obligaba a pensar de otra manera y eso intentaron hacer.
Y pensaron a lo grande. “¿Por qué no invitar a la Ministra de Igualdad a una charla para que entienda cómo vivimos el feminismo en un barrio como San Blas?”, Se preguntaron. Era complicado, claro. Cómo iba a ir una ministra “y encima el 8M, con todo lo que debería que hacer”. Pero había que intentarlo.
La manera de proceder ante una idea semejante es la siguiente. La Comisión de Igualdad, que se trata de un grupo de alumnos y profesores donde tratan temas de igualdad y de diversidad (ya que en el centro hay matriculados chicos con alguna discapacidad), elevó la petición al centro. El centro delegó la decisión en el Consejo Escolar, como obliga la normativa, y una vez pasó ese trámite lanzó la moneda al aire.



Hace un mes le llegó la petición a Montero. Se trataba de ir y escuchar a las alumnas, que querían hacer un manifiesto sobre lo que significa para ellas la igualdad en su instituto y en un barrio como San Blas, conocido en las noticias por hechos lamentables como el pasado octubre, cuando el barrio se incendió con peleas entre grupos de extrema derecha y los menores magrebíes que viven en pisos tutelados (los conocidos como Menas). Para sorpresa del centro, y de las menores, la ministra aceptó la invitación. Y se pusieron a trabajar.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: