El culo de Ana Peleteiro al desnudo con medalla de bronce en Tokyo

lucenpop

Ana Peleteiro ha hecho esta noche el concurso de su vida. Pleno de garra, de concentración, de calidad, la gallega sabía que tenía que dar lo mejor de sí para llegar al podio y lo ha hecho con un mejor salto de 14.87 y después de batir por dos veces el récord de España. Tres centímetros le han sobrado para dejar atrás a la jamaicana Ricketts, su gran rival. Por delante, Yulimar Rojas. Única, inigualable, ha esperado al último salto para conseguir su sueño, lograr el récord del mundo que estaba en poder de Inesa Kravets con 15.50. Desde esta noche en Tokio, la plusmarca de triple salto está a 15,67 porque Rojas ha encadenado saltos larguísimos pero nulos hasta que el último ha sido válido.

Ana Peleteiro había avisado en la clasificatoria que llegaba a Tokio en un gran momento. Se fue con un salto de 6,62 y la sensación de que estaba plenamente convencida de que su misión era lograr una medalla para España, dar una alegría a una selección talentosa pero joven, que necesitaba una líder después de la marcha de la campeona Ruth Beitia. Y ahí ha salido el espíritu guerrero de Peleteiro, que ha asumido ese papel desde el primer momento y que ha salido al pasillo de saltos, como dijo ella, con el cuchillo entre los dientes. La primera ronda ha servido para clarificar mucho las cosas. Más que una toma de contacto, las participantes han ido a marcar territorio en la final. Bueno, Yulimar Rojas directamente a sentenciarla con un espectacular salto de 15.41, a nueve centímetros de la plusmarca mundial de Inesa Kravets. En la pelea por la plata, Patricia Mamona también ha puesto un precio muy alto en su primer intento con un 14,91 muy serio. Peleteiro ha tenido una muy buena entrada al concurso, y con 14,55 ha cerrado esa primera ronda en la cuarta plaza, dejando claro que había llegado a Tokio dispuesta a todo. Y por si no había quedado claro, en su segundo intento ha batido el récord de España con 14,77, su mejor marca de siempre, superior incluso a esos 14,73 de pista cubierta. La gallega se consolidaba de esa manera en la tercera plaza, ganándose el derecho a soñar con el bronce. Porque Mamona ha afianzado más todavía su segunda plaza al superar los 15 metros (15.01) una marca para ganar el oro sino estuviera por delante la intratable Yulimar Rojas.

Otra atleta que brilló con luz propia esta tarde fue Ana Peleteiro, que mostró su mejor versión con cinco saltos por encima de los 14 metros, incluido un sexto y último de 14,61 (-0.8), que la sitúan octava en el ranking mundial del año.

Peleteiro, que tiene el récord nacional en 14,73, nunca había volado tan lejos al aire libre, lo que sin duda es un estupendo presagio de cara a Tokio. Fue el quinto título nacional para la gallega. La plata, por cierto, fue para la incombustible Patricia Sarrapio con 13.87 (+2.6).

Peleteiro se mostraba ambiciosa tras su gran competición: «Siempre lo digo. Desde pequeña sueño con ser medallista olímpica. Es más, sueño con ser campeona olímpica, no voy a ser hipócrita».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: